El Pico Sacro

Conocido en tiempos antiguos como Monte Ilicino, está directamente relacionado con la llegada de los discípulos del Apóstol Santiago para enterrarlo en las tierras donde había predicado.

Se dice que allí pararon para pedirle a la Reina Lupa, unos bueyes y carro para proseguir su viaje. La Reina, aliada de los romanos, los envió al bosque en donde había un dragón.

Este cuento podría haber acabado mal, pero como suele ser habitual el bien triunfó sobre el mal. El dragón fue destruido gracias a las plegarias de los discípulos y la reina viendo el milagro se convirtió al cristianismo.

Sea mito o realidad, lo cierto es que a trav√©s de los siglos el Pico Sacro ha sido el centro de numerosas leyendas; desde que habitaban en su interior terribles gigantes hasta historias de moros escondidos en sus entra√Īas.

Antes de que permitieran a una empresa erosionar la cordillera adyacente para extraer cuarzo de sus entra√Īas, el Pico Sacro hac√≠a se im√°n para las tormentas. Mi madre recuerda que era muy frecuente, durante todo el a√Īo, tener tormentas en la zona. Ahora este fen√≥meno atmosf√©rico sucede en contadas ocasiones.

El Pico Sacro está tan arraigado en la zona, que es tema principal de dichos y refranes locales, sobre todo relacionados con la meteorología.

Aunque no suena tan bien, ésta sería la traducción de varios de ellos:

“Cuando el Pico cubre el cabello, chicas del Ulla poned el delantal “

‚ÄúSan Crist√≥bal con gorro, agua hasta el morro‚ÄĚ

‚ÄúCuando el Pico pone toquilla, agua tenemos, mucha o poquilla‚ÄĚ

Pico Sacro mirador de estrellas

Lo cierto que es desde su cima hay unas impresionantes vistas que abarcan unos 30 km a la redonda, convirtiendo esta monta√Īa en un lugar privilegiado para mirar las estrellas o simplemente contemplar el paisaje.

-Gracias a unos paneles informativos podemos saber qué pueblos estamos viendo desde este mirador natural.

Una vez el a√Īo, en verano, el Ayuntamiento organiza una noche de observaci√≥n de estrellas, siempre con la ayuda de expertos en la materia. En Casa de Casal informamos de las fechas a trav√©s de nuestra p√°gina de Facebook.

En su cima se conserva una capilla dedicada a San Sebasti√°n, √ļnico vestigio del monasterio que se construy√≥ en su cima en S.XI

La capilla est√° construida sobre la roca de la monta√Īa. Solamente se abre dos veces a√Īos para sendas romer√≠as, en el mes de enero y mayo. Su interior es muy austero debido a la humedad que hay dentro. Hace poco tuve el privilegio de entrar en ella y era como estar en una nevera.

Eso no quita encanto a este lugar.

¬ŅC√≥mo llegar a Pico Sacro?

Para llegar a este lugar mítico hay que conducir hasta Lestedo, al final de pueblo viniendo de Santiago, están los primeros indicadores. La carretera parece estrecha, pero pueden pasar dos coches al mismo tiempo.

Parte del trazado discurre por la Vía de la Plata. Por eso son numerosos los peregrinos que deciden desviarse del Camino para subir hasta su cima.

Cuando era ni√Īa hab√≠a que trepar por las rocas para poder subir hasta la parte m√°s alta. Desde hace unos a√Īos hay escaleras para poder subir. Hay varios paneles informativos para ayudar a reconocer los pueblos que se divisan.

Además, hay varios postes de madera con códigos QR para enlazar con las Webs del Ayuntamiento sobre el Pico Sacro.

Las cuevas del Pico Sacro

No puedo olvidarme de las cuevas del Pico Sacro. No se sabe muy bien cu√°l fue su origen. Unos dicen que fueron los romanos buscando oro, otros que son de origen natural.

Hay dos cuevas. A una de ellas, la que tiene una galer√≠a ascendente, se llega cruzando la monta√Īa de un lado del otro a trav√©s de Paso de la Reina Lupa, un corte vertical que divide la monta√Īa en dos. A la cueva con la galer√≠a descendente se va por un sendero que baja desde la parte inferior de la Capilla de San Sebasti√°n.

Hace unos a√Īos un equipo de espele√≥logos se adentraron en ellas. Al parecer las cuevas se unen en su interior.

La cueva descendente tiene tallados unos escalones. Mejor no acercarse porque parece peligroso. He visto quien tira piedras en su interior. Es una tradici√≥n que se remonta muchos muchos a√Īos atr√°s. El hecho de tirar piedras se supone que era para ahuyentar al drag√≥n que viv√≠a dentro.

A los ni√Īos les encanta visitar la primera cueva, ya que se puede acceder un poco en su interior y no es peligrosa de visitar. Mejor entrar con una linterna, lo hace m√°s interesante.

A pocos metros de Casa de Casal se encuentra el Centro de Interpretaci√≥n del Pico Sacro. El edificio fue casa rectoral. En la actualidad alberga un museo dedicado a esta m√≠tica monta√Īa.

Para poder visitarlo es necesario pedir cita en el Ayuntamiento de Boqueixón, llamando al teléfono 981 51 30 61

Más información:

https://www.boqueixon.com/pico-sacro/