Ruta de senderismo: Fervenza Rio Toxa

Con sus 30 metros de caída está considera la más alta de Galicia.

No sólo es un espectáculo verla de cerca, sino que el sendero que lleva hasta ella también tiene su encanto.

¿Cómo llegar a Fervenza Rio Toxa?

Está situada en Silleda, a unos 25 km de Casa de Casal.

Cerca de la zona donde se aparca el coche, construido sobre una inmensa roca, hay un mirador a diferentes niveles para poder verla desde la parte más alta.

Desde el mirador, bajando, se accede a un lateral de la montaña que no merece la pena visitar.

Es una zona exclusiva para los propietarios de los regadíos que usan esa agua.

No sólo uno se puede bañar en el estanque que se forma al final de la cascada, sino que se puede llegar andando por el agua hasta situarse al lado del torrente.

Es una zona poca profunda y bastante grande.

¿Dónde comer en Rio Toxa?

Antes de llegar a la cascada hay bancos y mesas, además de un lugar habilitado para hacer barbacoas; algo sin sentido porque, al estar en medio del bosque, en verano está prohibido hacer fuego y en invierno llueve bastante.

Hay una ruta de senderismo que parte de las cascadas hasta el monasterio de Carboeiro.

Llegar no es fácil pero merece la pena.

En Bandeira hay que desviarse a la izquierda, viniendo de Santiago, hacia Merza y Vila de Cruces.

Pasar el pueblo de Bandeira hasta encontrar una recta larga con una fábrica de cementos a la izquierda.

Hay montones de gravilla a lo largo de esa carretera por lo que se localiza bien.

Al terminar los terrenos de la fábrica a la derecha está el primer indicador.

Desde allí seguir los carteles hacia la cascada (Fervenza).

El mirador fervenza do toxa

Se para en el bosque, cerca de los miradores.

Para llegar hasta donde cae el agua de la cascada hay que seguir un sendero bajando por el bosque, antes de llegar a los miradores.

Supongo que los letreros que indican por donde ir siguen mal colocados.

Eso no puede pararnos porque al final la recompensa merece la pena.

Es una tradición que tenemos en Galicia y que llama mucho la atención a los que vienen a visitarnos.

Los carteles indicadores se pierden en los cruces.

Tal vez tengan miedo de la Santa Compaña y por eso se escapan.

Otros están tan descoloridos que a duras penas es visible lo que ponen, mejor dicho, ponían.

Menos mal que existen los Gps. Aquí os dejo las coordenadas de donde dejar el coche

  42º 45´34 ´´ N  08º 16´42 ´´ O

Si tenéis la suerte de encontrar a algún vecino, os podrá indicar un atajo.

Nunca he sido capaz de encontrarlo, pero sí he visto coches aparcados a mitad de trayecto.

Un tronco colocado en horizontal hace las veces de barrera para que nadie se atreva a pasar con vehículos.

A partir de esa barrera veréis matorrales lo que llamamos en gallega xesta y en castellano Piornos.

Cada pocos metros hay nudos realizados con esta planta.

Hay quien dice que si logras hacer un nudo con ellos utilizando la mano izquierda mientras pide un deseo, éste se cumple.

Superstición o no, no se pierde nada por intentarlo.

En esa zona hay muchos restaurantes. Es una zona de carne y churrasco.

Para mí, el mejor es el restaurante O Pote.

Es como una casa rural pero con sólo restaurante.

No se trata sólo de la presentación de los platos o su calidad, es también el buen trato lo que atrae miles de comensales al año.

Fervenza do toxa con niños

Al igual que sucede con muchas rutas de senderismo, la ruta de la Fervenza de A Toxa no se puede hacer con carrito.

Desde donde se deja el coche hasta la cascada hay una media hora bajando. No es una ruta peligrosa para los niños.

El sendero discurre por caminos anchos o rodeados de arbustos, los cuales evitan cualquier caída a la zona del río.